SOVHISPAN – МАГАЗИН СОВИСПАН

Hasta no hace mucho podía verse en el muelle Sanapú del Puerto de La Luz, sobre la estructura de un generador eléctrico, el rótulo de una empresa que llegó a ser toda una institución en el archipiélago. La creciente demanda de suministros y trámites que requería la flota pesquera de la Unión Soviética en el Puerto de La Luz determinó la creación en 1971 de SOVHISPAN. Un 50% se repartía entre la Compañía General de Tabacos de Filipinas y Vapores Suardíaz y la otra mitad era propiedad de Sovrybflot, la agencia estatal rusa para el comercio exterior, que no tuvo reparos en estrechar relaciones comerciales con la dictadura fascista de Franco.

Sus pesqueros faenaban durante seis meses con tripulaciones de 80 personas (los barcos españoles llevaban 30) que hacían turnos de ocho horas. El relevo de tripulaciones originó que se fletasen vuelos directos entre Las Palmas y Moscú.

Su domicilio social estaba en S/C de Tenerife, aunque la base de operaciones estuvo ubicada en el puerto de Las Palmas. Tuvo oficinas en Madrid, Moscú, Colombia, Gabón, Togo, Nigeria, Camerún, Zaire, Benin, Ecuador y Perú. Comercializaba más de 100.000 toneladas de pescado al año. Tenía una plantilla de doscientas personas y como empresas filiales a Iberles, Sovieme y Pesconsa. Su época dorada fue la década de los 80, cuando llegaron a encontrarse hasta 16 pesqueros soviéticos abarloados en el muelle Reina Sofía para su reparación. La llegada de estos barcos movía a toda la ciudad, por el suministro de víveres y pertrechos, además de las compras de las tripulaciones. La flota soviética hacía honor al duro trabajo y al colectivismo inculcado por la Revolución. Sus pesqueros faenaban durante seis meses con tripulaciones de 80 personas (los barcos españoles llevaban 30) que hacían turnos de ocho horas. El relevo de tripulaciones originó que se fletasen vuelos directos entre Las Palmas y Moscú. El trasiego de marineros llegaba a 30.000 al año, que regresaban a sus casas con grandes bolsas llenas de ropa, aparatos eléctricos y alfombras.

Varios delegados de la empresa fueron acusados de espionaje, lo que propició que la sociedad estatal Fomento de Comercio Exterior comprara la participación de las empresas privadas españolas en la empresa. Con el desmoronamiento de la URSS lo hizo también SOVHISPAN y la flota soviética. En 2010 parte de sus tripulaciones aún seguían viviendo a bordo de los barcos, a la espera de que el gobierno de Putin abonase los salarios que en su día Boris Yeltsin dejó de abonar.

La reciente construcción del acuario Poema del Mar supuso la remodelación de la zona que ocupaba SOVHISPAN en el Puerto de la Luz. El diario La Provincia del 5/03/2015 informó de que el generador en cuya estructura estaba el letrero no estaría afectado por las obras, pero que la parte superior sería demolida, siendo la intención del equipo de gobierno de la Autoridad Portuaria “preservar, al menos, el cartel”. La estructura del generador acabó desapareciendo y, con ella, el cartel. ¿Qué hizo con él la Autoridad Portuaria? ¿Lo tiene a buen recaudo o acabó en un contenedor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s